Loading...

sexta-feira, 27 de junho de 2008

Desafios da Igreja Latino Americana - J Comblin

CUADERNOS OPCION POR LOS POBRES – CHILE
Correo: opción_porlospobres_chile@yahoo.com
Rosas 2090 – D, Santiago – Chile





DESAFÍOS DE LA IGLESIA LATINO AMERICANA
José Comblin



… El Foro Social Mundial afirmó con respecto a que Otro Mundo Es Posible
y yo adhiero a lo que dijo una mujer indígena guatemalteca “ese otro mundo ya existe pero escondido en medio de los pobres”. En los medios de comunicación se habla
de los pobres siempre en forma negativa como los que no tienen bienes, que no tienen cultura, que no tienen para comer. Visto desde afuera el mundo de los pobres es todo negativo, es todo negatividad.
Sin embargo, visto desde dentro el mundo de los pobres tiene vitalidad, luchan para
sobrevivir e inventan trabajos informales y construyen una civilización distinta de solidaridad, de personas que se reconocen iguales en forma de expresión propia, incluido el arte y la poesía.
He conocido barracas construidas sobre el mar y en El Salvador donde viven miles de personas en condiciones muy precarias, e incluso con peligro de caer al agua.
Pero la gente vive allí con una alegría, con una conciencia, con una apertura y con una paciencia que son el reverso del mundo de los ricos.
Se realiza lo que dice Jesús el Reino de Dios está ahí escondido entre medio de los pobres pero se necesita que haya algunas figura de tipo profético para mantener la esperanza, la confianza, es como la levadura que hace falta para fermentar la masa.
Con gran sabiduría don José continúa perseverando. Todos los imperios se han destruido por luchas internas o porque otro imperio más fuerte les ha sobrepasado; como podría ser pronto el caso de China, no va ser la teología la que va a destruir los imperios, estos se destruyen por sí mismos o entre sí, pero no sabemos cuando, entonces el mundo el otro mundo no tendrá que confrontar con el mundo actual,
sino por la introducción de un mundo nuevo desde lo más bajo. Todo lo bueno que hay en la democracia moderna en realidad nació en las sociedades medievales.
Finalmente características de don José son su irrenunciable opción por los pobres y la búsqueda perpetua por la justicia social. Todo ello marcado por el amor puesto que en su opinión después de la muerte lo único que quedará será el amor.
Un amor que es ponerse al servicio del otro, de los otros. No un amor puro concepto, Don José podría ser descrito como lo hubiese radiografiado Sócrates; “un hombre de edad pero no viejo”. En el cual la máxima del connotado filósofo “los hombres sabios nunca dicen todo lo que piensan pero siempre piensan todo lo que dicen” (risas)… Calza como guante en el espíritu de este hacedor de camino. Aquí está entonces don José Comblin (aplausos).



P. Comblin: Bravo. Gracias. Entonces Ustedes ya saben que no voy a decir todo lo que pienso (risas). Pero estoy pensando lo que voy a decir (risas). Me pidieron que hablara de los “Desafíos de la Iglesia” en la actualidad. No voy a poder enunciar todos los desafíos pero seleccionar algunos más importantes, más decisivos y comentar un poquito. No son cosas nuevas y Ustedes ya las habrán escuchado anteriormente muchas veces pero… se pueden repetir pues de lo contrario uno se olvida.

Primer desafío es que la familia ha dejado de transmitir la religión. O sea, hay excepciones hay familias en donde los papás enseñan la religión a sus hijos pero son excepciones. En la inmensa mayoría ¿qué hacen los niños cuando están en la casa? Ven la televisión. ¿Y la televisión evangeliza? NO. A lo mejor da algunas ceremonias religiosas, una misa pero sin ninguna explicación y no se puede entender nada. De tal modo que conversación entre padres e hijos sobre el sentido de la vida, la finalidad de la vida, la manera de mirar al porvenir ¿eso existe todavía? En EEUU un día hicieron una investigación para saber cuánto tiempo los papás dedican a conversar con sus hijos por semana ¿saben cuanto por semana? DOS MINUTOS. ¿Queé? (pregunta alguien del público) DOS MINUTOS. No se encuentran, el trabajo ocupa demasiado y los niños tienen un horario diferente y hay la televisión. Entonces la familia ha dejado de transmitir. Salvo en algunos casos muy excepcionales. Es la primera vez que eso sucede en la historia de la humanidad. O sea, se ha debilitado la familia enormemente ¿por qué?; porque ahora lo más importante en la sociedad es la economía y… entonces hay que trabajar, trabajar, trabajar y después hay muchas diversiones, en mucho en que ocupar la mente. De tal modo desafío grande, porque la religión siempre se ha transmitido al 95% por la familia. El párroco en la parroquia puede añadir un poquito, en fin en el catecismo a lo mejor hacen algo, pero no, sin mucha importancia. Pero no hay mucha diferencia en algunos que han tenido clases de religión o no, de cualquier manera eso pasó, no entró. Pero lo de la familia era lo más importante. Y entonces eso crea un desafío. Siempre la familia ha transmitido la religión cristiana ¿y ahora qué? Ahh… ahora habrá que evangelizar, habrá que hablar, habrá que comunicar, transmitir, mostrar, de lo contrario no saben nada.

En las grandes ciudades la inmensa mayoría de los jóvenes no saben nada de la religión. Absolutamente nada. Nunca han oído hablar de la biblia, nunca han oído hablar de Jesucristo, salvo que en el nordeste de Brasil donde vivo yo en los buses hay habitualmente inscripciones religiosas Jesús, Jesús, Jesús. Entonces Jesús parece una marca de ómnibus (risas), pero no tiene otro significado. Navidad ¿qué significa? Qué significa navidad en el mundo actual. Es el gran día del comercio durante un mes, dos meses en muchos lugares… aahh el comercio vive su momento de prosperidad, es la época en que más se vende porque todo el mundo “tiene necesidad de dar regalos”, y de preparar también una cena muy extraordinaria. Uno entra en un supermercado ¿y qué ve?; árboles y naturalmente y el viejito pascuero que es inevitable. A veces en supermercado hay 10 - 20 – 30 viejitos pascueros (risas) no sé que pasa en la imaginación de los niños. Pero, entonces y… ¿el nacimiento de Jesús?; ¿hay todavía algunos lugares en donde se acuerda? ¿Qué tiene significado? Poquísimos, mucho menos de lo uno puede pensar e imaginar… mucho menos ¿y si escucha la televisión? La televisión va a mostrar todo lo que vende en supermercados, todo lo que se puede vender, todos los regalos posibles y si Usted no hace ese regalo ahí no será feliz. La única forma de ser feliz es comprar mucho para poder dar felicidad. Así es la economía y funciona. Entonces hay que enseñar, transmitir y comunicar todo desde el comienzo. Desde el comienzo. Un día un adolescente joven me decía: “ahora sí he asistido a un retiro. Ahora sí entendí algo, porque hasta ahora mi vida era así; yo, yo, yo, yo, yo!… ninguna otra cosa existía, soy yo. Ahora he descubierto que existen los otros también.

Bueno, hay que comenzar con lo más básico, lo más fundamental, que los otros existen también y que los otros tienen derecho a existir y estamos llamados a relaciones de fraternidad, de amistad, es lo que Dios nos pidió ¿qué es Dios? Es justamente esa voz que dice “esta persona existe”. Tiene sus necesidades, tiene sus problemas, yo puedo ayudar ¿quién habla así? Es Dios. ¿Usted nunca ha escuchado eso? Bueno, si no ha escuchado es que no presta atención porque siempre está pensando en la novela de la televisión y entonces no tiene tiempo. Hay que aprender a hacer un silencio para escuchar otras voces y encontrar gente que ayuda, gente que evangeliza. Y empezando por lo más elemental, por lo más fundamental. No vamos a empezar por los sacramentos que es tan complicado que nadie entiende. Traten de explicar la liturgia del bautismo, traten de explicar y a ver si alguien entiende, la gente, el padrino, la madrina que asisten en el bautismo no saben ni hacer la señal de la cruz y ahora es el momento de recitar el padre nuestro ¿y cuántos saben recitar el padre nuestro? Y… algunas mujeres, pero… ¿y los varones? Algunas excepciones, alguna pequeña minoría que continúan frecuentando la parroquia pero que está disminuyendo cada vez más.

No tengo estadísticas de Talca (*ciudad al sur de Chile) puede ser una sociedad mucho más cristiana que las otras pero puedo hablar de las que yo conozco como Brasil, el promedio es 5% de los ciudadanos que participan en las parroquias y dudo que aquí sea ya mucho más, que sea aquí mucho más lo dudo porque hay extensiones de barrios populares inmensos, de los 230 mil habitantes que hay aquí – me dijo el alcalde en la mañana - ¿cuántos irán a las parroquias?... 20 mil, 30 mil ¿cuántos? o menos, y en muchas ciudades sobre todo las grandes ciudades es menos. Bueno, entonces todo eso hay que anunciar el evangelio porque no lo conocen, no lo conocen - y no es que se oponen o que lo rechazan -, sencillamente es que no lo conocen. Nunca han oído hablar de esas cosas porque en la casa no se habla y en la televisión tampoco se habla y en el colegio tampoco se habla y… entonces no saben. Habrá que evangelizar.

El texto final del documento de Aparecida dice claramente “tenemos que pasar ahora de una pastoral de conservación a una pastoral misionera”. Pastoral de conservación quiere decir administrar las parroquias, o sea, la gente que todavía está ahí, que todavía viene, la pastoral de conservación es dedicarse a ese pequeño público que está ahí, en general es lo que se hace, es lo que se hace. Limitarse aun pequeño público. Ahora se dice que hay que pasar a una pastoral misionera ¿y pastoral misionera qué quiere decir? Bueno, pastoral en medio de los hombres. En medio de la clase obrera, en medio de los deportes, en medio de los jugadores de fútbol, en medio de los supermercados, en medio de la calle, en los lugares en que la gente se encuentra, en sus casas eventualmente, pero… en fin afuera ¡salir de la parroquia! y meterse a peregrinar ahí en medio de la gente, eso es Iglesia misionera o pastoral misionera. Los obispos lo dicen así con vigor pensando que es fácil, pero ahora uno se pregunta ¿y ahora cómo se va hacer? Una Iglesia que no ha aprendido eso. No ha aprendido a ser misionera. Ahora de repente entrar en ese registro y va hacer difícil. ¿Cuántos se han dedicado a los colegios religiosos? Bueno ahí se aprende a ser misionero. Claro que no. Se aprende justamente a convivir con los mismos de siempre, con los que ya están metidos en las instituciones cristianas ¿y… quién va a evangelizar en los colegios públicos? En los colegios para los pobres, para las masas. Aahh entonces habrá que empezar por esos. Habrá que meterse ahí afuera del recinto tradicional de los católicos de siempre para transmitir. Porque para los jóvenes no hay 5% que asisten a las parroquias.

Recién cuando hubo en Alemania el Congreso de la Juventud, con la presencia del Papa, ahí hicieron una estadística en Alemania y llegaron a la constatación que el 1% de los jóvenes todavía frecuentan las iglesias, el 1% de los jóvenes. Todo indica que en 10 años más será 0% ¿Por qué? Porque la sociedad no transmite, porque la familia no transmite, entonces sencillamente no sabe, no sabe. No es por mala voluntad, es por ignorancia, o sea, hay que empezar de nuevo una evangelización, de lo contrario la Iglesia estará muriéndose poco a poco con calma, con tranquilidad, porque en fin, en el círculo de la parroquia todo el mundo está feliz, todo el mundo está tranquilo, entonces se ocupan, hay muchas actividades así, pero el número de personas que contribuyen eficazmente y que se dedican ahí va disminuyendo. ¿Y los jóvenes qué pasa? ¿Qué pasa con los jóvenes? ¿Cuántos irán a vivir en Santiago? ¿En Santiago qué van a encontrar? Y en las grandes ciudades muchas veces uno pregunta ¿Dónde hay aquí una iglesia católica? ¿Iglesia católica?, ¿Iglesia católica?, no, nunca, nunca he visto una Iglesia católica por aquí. Se puede decir, no, pero paseando por las calles… pero uno no mira. Entonces si se les pregunta ¿cuántas Iglesias evangélicas hay en Talca?, ¿pueden decir? No. En lugar en donde vive o barrio donde vive ¿hay una Iglesia o capilla evangélica? dicen; no sé, nunca he visto. Es decir está fuera del mundo. Entonces el primer desafío es tremendo porque es una tarea de mil años y no podemos imaginar que en una generación o en unas pocas generaciones se va ha hacer esa transformación. La pastoral de conservación es desde hace 1.500 años entonces para cambiar una situación que dura hace 1.500 años, es muy diferente, es muy… muy, muy difícil. Pero los obispos dicen noo, hay que pasar, o sea, hay que empezar por eso. Entonces hacer una reconversión de todas las instituciones de todo lo que se llama pastoral, en fin, una revisión global para colocar en primer lugar la presencia en medio de la gente ¡y evangelizar… alguien que no sabe nada del cristianismo! O lo que sabe es lo que dice la televisión. Pero lo que televisión muestra un día una gran ceremonia con el Papa, pero eso es un modo muy divertido, es una buena diversión. ¿Pero que saben lo que significa ser Papa? Es un personaje glorioso, grande y recibido con muchos honores y todo eso ¿pero qué significa eso? Y también no tienen la menor idea. De tal modo que hay que transmitir y comunicar todo a una juventud que en la mayoría de los casos, claro que dirán que en su parroquia hay un grupo de jóvenes. Aah, claro un grupo de jóvenes ¿y cuántos son los jóvenes?. Bueno son 100, aahh… bueno 100 jóvenes son un gran grupo y … ¿cuántos hay en el barrio? Aah, bueno ahí dirá ¿hay 1.000 o 2.000 ¿ y esos qué? Ese es el primer desafío que colocan los obispos en el documento ese. A lo mejor los obispos pensaban que eso se podría realizar en una o dos generaciones, eso sería una gran ilusión. Porque una tarea así de meterse en medio de la gente no es con algunos discursos y algunas explicaciones, algunos gestos buenos ¡no!, se necesitan años acompañar durante años para tener la oportunidad de transmitir algo realmente algo del evangelio en una forma más comprensible para gente que no sabe. Entonces imagínense sí hubiera necesidad de convertir a todos al hinduismo ¿cuánto tiempo se necesitaría para convertir a Chile al hinduismo? Serían siglos, siglos, porque hoy día ya no hay la fuerza militar.

¿Cómo es que los latinoamericanos se convirtieron al cristianismo? Porque estaban los soldados españoles. ¿Cómo se hacía la conversión en los primeros tiempos? Los reyes de España habían recibido del Papa el mandato de convertir a la fe cristiana los nuevos pueblos que iban a descubrir en esas tierras nuevas ¿Y entonces cómo hacían? A bueno… presentábanse en una reunión popular, en una asamblea en un pueblo y leían el requerimiento que era lo siguiente: “Hay un Dios que es creador del mundo entero – ahí habitualmente decían… bueno ya se puede aceptar -, éste envió a su hijo en la tierra y lo hizo rey de toda la tierra; eso ya no se sabía. Y este rey que se llama Cristo ha dado todos sus poderes al señor Papa. O sea, el Papa es el dueño del universo. Y el Papa ha dado a su querido hijo el Rey de España (risas) esta parte del mundo. Eso es suyo. Eso es suyo. Yo le doy entonces con la condición que convierta al cristianismo. De manifestar el cristianismo”. Eso se recita en español y nadie entiende naturalmente, nadie entiende nada. Pero cuando todo el mundo con los soldados que están al lado ahí entienden (risas) que la cosa es seria (risas). Y… entonces ¿quieren ser bautizados? ¡Sí queremos, sí queremos ser bautizados! Sí queremos. ¿Qué entendieron como bautismo? Pero, se bautizaron. Y desde entonces se bautizan los niños, desde entonces. Y cuantas veces no entienden, no saben. Pero es la costumbre. Es parte de la tradición y entró en el modo normal de actuar.

Eso no creó problema ninguno mientras la Iglesia y el clero tenía todo el poder y que tenía los soldados al lado…, cuando se fueron los soldados… (risas) ahí de repente cayó todo. Un caso en la cristiandad. En la víspera de la revolución francesa el 95% de los franceses iban a misa todos los domingos, empezó la revolución en pocos meses se pasó del 95% al 20%. Todos los demás iban a misa solamente porque la policía estaba ahí, porque los soldados estaban ahí. ¡Eso es una herencia terrible! Es una herencia terrible. Porque allí ya disminuyó el número los que habían sido educados en el cristianismo. Y ahora que la familia deja de transmitir ahora sí hay que recomenzar todo desde el comienzo ¡y…! no tenemos ejército al lado. No tenemos ni siquiera el ejército de Pinochet que a lo mejor era tan católico que podía, pero ni se atrevió, ni se atrevió a obligar a todos los ciudadanos a ir a misa los domingos como se hacía en otros tiempos. Entonces ya no podemos contar con el ejército ni la policía, no. Nada más, nuestra palabra. Nada más el encuentro con las personas. Esto supone tiempo, perseverancia, constancia y un sentido de la vocación misionera muy grande. Los obispos tienen confianza y piensan de que eso ahora es la nueva etapa. Porque están conscientes que si no se hace ahí en poco tiempo más va ha desaparecer. Hay religiones que han desaparecido en la historia y entonces podría desaparecer tan sencillamente. Por ser en sí misma incomprensible. Imagínense Usted alguien quien no ha sido educado como cristiano y se va a misa ¡qué va a entender! Absolutamente nada. Es algo completamente incomprensible, como si fuera todo en chino o en japonés. Imposible entender nada. Entonces no vamos a empezar con eso ¡no!; ¿para llegar a eso?, que pueda entender la eucaristía y 10 años, 20 años, 50 años, tal vez dos o tres generaciones.

Hay que empezar por lo más básico, por lo más fundamental lo que Jesús vino a anunciar, a decir, esto nos obliga a volver a los orígenes ¿en qué consiste el cristianismo? ¿Qué hay? ¿Cuál es el mensaje de los evangelios? En la tradición, en la rutina de siempre ¿cuántos católicos leían el evangelio y la biblia en su casa? ¿Cuántos? Bien pocos. Bien pocos. Entonces no sentían ni siquiera la necesidad de buscar esas informaciones porque si se les hacía una pregunta no sabían que hacer pero pregunten al párroco él sabe. El párroco sabe todo. Como decía un día un campesino “nuestro padre, nuestro párroco sabe todo e incluso el latín. O sea, un idioma que nadie sabe, el sabe también eso. Bueno eso hace que el pueblo católico ya no sentía la necesidad de informarse o cualquier información, cualquier problema ahí estaba el párroco que podría dar la respuesta adecuada.

Bueno, primer desafío es eso; transformar todas las instituciones católicas para que dejen de ser de pura conservación para pasar a una pastoral misionera. Y sólo pensar en eso. Y se va a necesitar mucha reflexión, muchos pensamientos… a descubrir en Talca todo lo que no es cristiano, toda la gente que vive fuera. O a lo mejor han bautizado a sus hijos porque es la tradición, es una tradición antigua. Un día una campesina me mostró 4 hijitos que tenía ahí… “mira padre, todos esos ahí todavía son bichos! (risas) - porque no han sido bautizados - ”. Entonces, uno no es un ser humano si no ha sido bautizado. Entonces hay que bautizarlo para que sea registrado, para que sea reconocido como ser humano. Porque antes era así. No había registro civil de la población y si alguien quería existir socialmente tenía que ser bautizado, el único libro en que estaba inscrito era ese y eso ya desapareció. Ahora ya no es indispensable para ser reconocido como ser humano el haber sido bautizado eso ya no es indispensable ¿por qué? Porque hay un registro ahí en la municipalidad registrando todos los nacimientos que hubo. Bueno primer desafío ahí.

Segundo desafío. Es el clericalismo de la casta sacerdotal. Porque es una verdadera casta. No, pero es que son todos hermanos. Sí, pero hay algunos que son mucho más hermanos que otros (risas). Allí el clericalismo es la concentración de todos los poderes en manos de los sacerdotes y de la clase sacerdotal. Entonces un joven estimulado por el párroco u otro miembro de la pastoral entra en el seminario ¿Qué pasa en la cabeza de él, ¿qué piensa? Que piensa… aah piensa que está ingresando en una categoría privilegiada. Los sacerdotes son personas sagradas y tienen una misión muy específica y que reciben los poderes de Dios. Los poderes de Dios. El sacerdote va a poder hacer el mayor de los milagros, es transformar un pedazo de pan en el cuerpo de Cristo. ¡Es posible imaginar un milagro más grande que eso! Este ahí con sus manos consagradas hace ese milagro. ¡Qué superioridad! ¡Qué superioridad! Y eso repercute en todo. El párroco en la parroquia es más que el Papa. Porque el Papa está lejos y no sabe todo lo que pasa, pero el que está más cerca ahí sí impone su voluntad (golpeando la mesa) con muucho amor, con muucho paternalismo, con muucha bondad, pero… es su voluntad y lo que debe prevalecer es su voluntad. Y la persona que no acepta, eso no, no es un buen cristiano, no es un buen parroquiano, y entonces no se les va a entregar ninguna misión, ni ninguna función. Ese poder continúa. Y se dice, bueno en el Concilio Vaticano II tanto que se habló, se habló, pero después de 40 años todavía es igual, e igual o peor. O sea, el sacerdote, los sacerdotes forman una casta. Cuando los jóvenes entran en el seminario se da cuenta que entra en la casta privilegiada, y entonces ya su relación con los demás es diferente. Es una persona superior. Se va el seminarista a la parroquia “ahí el futuro padre… aah… es un futuro padre aah… (risas) entonces ya es persona sagrada. Persona sagrada. Y lo trataran con honor. Lo tratarán como una persona efectivamente superior. Esto en el mundo actual es totalmente incomprensible. O sea, la idea de una casta privilegiada así. ¡¡No cabe más en la cultura contemporánea!! En la cultura contemporánea no cabe más. Por eso entonces los sacerdotes se dejaron la sotana para por lo menos la apariencia ser más semejantes a los otros y hoy en día en varias regiones del mundo vuelven a la sotana porque es una señal exterior de su poder, de su poder espiritual, de su superioridad le da una entidad, una identidad a la casta que pertenece.

Bueno eso es un desafío grande ¿por qué? Porque la cultura contemporánea no acepta distinciones de castas y privilegios que vienen de una formación especial, de tal manera que se apartan, se apartan, no quieren entrar bajo la autoridad arbitraria de un señor párroco. Por ejemplo, cambia el párroco este se quedó 5 años y viene otro, que hace el otro, aah lo primero expulsa a toda la gente que trabajaba antes con el párroco anterior, y cambia todas las obras que ha promovido y funda las obras que “él” y elige “él” a las personas que encuentra más adecuadas para ocupar esas funciones. Eso se reproduce en miles y miles de casos y ahí entonces tantas veces vienen a llorar ¿y ahora qué hacer ¿Y ahora qué hacer? Hace 4 o 5 años me habían invitado un grupo de laicos en la ciudad de Fortaleza porque el Papa había sacado al cardenal Lorcheider de la línea de Medellin y colocado a otro que ahora es cardenal en Roma don Claudio Hummes. Bueno, cuando este nuevo arzobispo llegó suprimió todas las obras sociales que el anterior había creado, y dejó de lado todos los laicos que habían colaborado con todas esas obras, eran 300 personas que de un día para otro ya no sirven, Ustedes son obstáculos, Ustedes ya no pueden. Y estos los laicos me habían pedido que fueran a hablar con ellos – y no queda muy lejos a 600 kilómetros, es como vecinos -, y todos ellos llorando, lamentando lo que había sucedido, ahora no podemos hacer nada, y ahora ya no podemos colaborar, y todo lo estábamos haciendo se va caer, y llorando, llorando. Yo traté de explicarles que llorar no soluciona nada. Hay que buscar otra solución.

Y yo les dije Ustedes son aquí más de 300 personas que tienen familia y funcionan correctamente de lo contrario no estarían ahí, Ustedes tienen una profesión y tienen éxito en ella. Demuestran que son personas capacitadas, bien preparadas y que tienen éxito en lo que hacen en la vida. Y cuando se encuentran en la Iglesia lloran ¿cómo explicar eso? O sea, cualquier problema que encuentran en la vida económica y en la vida política luchan! (golpeando la mesa), ¿y en la Iglesia? Callados, llorando, llorando. ¿Cómo es posible? ¿Cómo es posible? Bueno después volveré a eso. Pero, entonces les dije: “es muy sencillo Ustedes son 300, vamos a suponer que dediquen 1% de su sueldo para organizar un grupito de algunos jóvenes todavía que van a dedicarse estudiar los problemas, situaciones de la Iglesia del mundo actualmente y juntar informaciones, tratar de conocer todas las experiencias que se hacen en el mundo y entonces dar orientaciones. Elaborar orientaciones. Eso no les cuesta nada, sería poco. Serían 3 o 4 personas, e incluso les dije elijan entre 25 o 30 años porque esa es la edad en que la persona define su vida. Bueno, entonces podrían dedicarse a eso, a ser testigos de la fe cristiana en el mundo dando orientación a toda la gente que no recibe orientación ni del arzobispo. Cuando ese arzobispo entró en la primera reunión diocesana dijo: “Yo estoy aquí para hablar, no hablar con Ustedes, hablar para Ustedes”. (golpeando la mesa) ¡¡Ya!! Autoritarismo. Muchas veces el obispo es un poco más suave. Más manso. Más paternalista. Pero este particularmente duro y autoritario. Ahora es cardenal en la curia romana como recompensa naturalmente, como recompensa naturalmente (risas). Bueno, ¿entonces qué pasa? Relaciones autoritarias ya no se soporta. O sea, se soporta en la empresa. Ahí claro, cada empresa es una dictadura sobre todo las grandes empresas, y todo el mundo tiene que agradar y todo el mundo tiene que matarse trabajando para producir más, producir más, producir más. Cada persona es evaluada según su productividad ahí sí la dictadura, pero, aguantando o entrando en stress y muchos practicando el suicidio porque no resisten más el sistema autoritario que hay en las grandes empresas. Decían que actualmente en Francia cada año unos 12.000 agentes importantes de las empresas se suicidan porque no logran aceptar más el sistema autoritario. Pero en fin, hay que vivir, hay que trabajar, hay que tener un sueldo y no se aguanta. Pero, ¡fuera de la empresa! ahí no se soporta y entonces se buscan relaciones más igualitarias en la que se pueda dialogar, en la que se pueda conversar pacíficamente y que no haya que someterse en que una persona impone su pensamiento, impone, puede ser con mucho amor, con mucho… pero es una imposición. Y a veces es mejor tener una persona más autoritaria, más dura, que alguien que impone pero suavemente… así… entonces pide sumisión… así. Claro que hay una larga tradición de sumisión y de autoritarismo. Hace 100 años el Papa Pío X entonces decía todavía que el papel de los laicos en la Iglesia es obedecer. Y un filósofo francés añadía, sí, obedecer y pagar! También la plata tiene su papel. Bueno eso es un desafío.

Yo hace muchísimos años he decidido nunca más entrar en seminario porque ahí solamente enseñan todo lo contrario de lo que hay que enseñar. Imagínense hace recién una hora he conversado con don Carlos y estuvo de acuerdo (risas). Estuvo de acuerdo perfectamente que es así. En lugar de aprender a ser humilde, sencillo, fraterno, dialogante, ¡no!, se aprende que nosotros tenemos la verdad. Bueno, sí claro, la verdad está en el evangelio ¿pero el señor párroco conoce toda la verdad qué está en el evangelio? Hay una distancia. Y tiene que aprender mucho. Tiene que aprender muucho. Un día un campesino en Brasil me decía: “yo soy alfabeto - la palabra analfabeto es complicada – pero cuando escucho la prédica del párroco yo digo: él no lee toda la Biblia ¿cómo imaginar es qué la biblia siempre le da la razón a él? (risas) ¿cómo es posible? ¿Cómo es posible? Entonces deja la impresión que él sabe la verdadera interpretación y… en la interpretación todo el mundo colabora, todo el mundo busca qué significa el advenimiento del reino de Dios ahora. Todos pueden participar y darán una pequeña contribución y entonces va a juntar todas las opiniones, pero en cuanto a decir que una persona sabe, que una persona entiende lo que significa eso porque el aprendió en seminario. Un día un sacerdote, - me contaron - que estaba en Talca, fue hace tiempo (risas) ustedes no lo conocen, en que hubo una reunión del consejo de la parroquia y algunos empezaron a discutir y ahí se puso nervioso y golpeó la mesa y dijo ¡y quién estudió teología aquí! (risas) Solo él, solo él… aahh… Como había estudiado teología sabía todo. Y podía decidir lo que es la verdad, lo que significa el evangelio… y todo, todo. Eso es una cosa incomprensible en el mundo actual, en la cultura actual, y en un pueblo que progresivamente se desarrolla intelectualmente. Porque aun los más pobres han estado en la escuela un poco o han aprendido en conjunto a hacer reflexiones y a discutir, han aprendido. No son puramente pasivos como en tiempos pasados y en la medida que van estudiando ahí se abre su capacidad de hablar, de discutir, de reflexión. La edad en que los adolecentes dejan la Iglesia es entre 14 y 15 años porque hasta entonces no han aprendido a discutir, no han aprendido el debate. No han discutido con sus papás todavía, pero en esa época casi todos han aprendido. Entonces cuando se van a la Iglesia y ven una persona que cree que sabe todo y que afirma así y que considera que sus opiniones personales son la verdad, son el evangelio ahí no aceptan y se van y no aparecen más. Y no aparecen más.

El clericalismo todavía afecta mucho y el sistema clerical tiene ese resultado de infantilizar a los laicos. O sea, no crecen, no crecen, son niños permanentes que no saben ellos mismos expresar su convicción, su fe y proponer a otros. No, son niños, y se refieren siempre al párroco, al padre, al sacerdote “él sabe”, él sabe, ¿y yo? ; ¿y yo? Y yo no sé nada. Yo no sé de nada. Y esto curiosamente no es solamente de los analfabetos, aun los profesores de universidad que se dicen católicos, que van a misa, son incapaces de proponer y de exponer su convicción y su fe en forma evangélica, o si proponen algo que no tienen nada que ver con el evangelio que muestra que no lo conocen. Entonces están infantilizando a los laicos. En el mundo actual es grave por el desarrollo de la racionalidad que va creciendo progresivamente. Infantilizando. Pero hay gente que se resiste y que no acepta eso. Y cuando comparo el promedio de los católicos y el promedio de los evangélicos, los evangélicos son muchos más personalizados saben expresarse, saben decir, saben proponer su fe, saben defender y tienen una capacidad de ellos mismos de estar en la sociedad y por eso son también misioneros. ¿Y los católicos?

Aquí en la micro (*buses) no se habla mucho, no sé, pero en Talca se ve que ha cambiado pero antes la gente no conversaba mucho. Pero en Brasil conversa y los evangélicos hablan de su religión y los católicos callados, no saben decir nada. No tienen nada para decir. Infantilizados. Entonces vean, hay que empezar a considerar y ver como se relacionan las personas, como no afirman su personalidad y en su vida religiosa es una referencia a una autoridad pero no es algo profundamente personalizado, no es algo vivido personalmente, no es algo que ha leído el evangelio y cree por qué se convenció y por qué fue iluminado por la lectura del evangelio de los textos bíblicos, no. Mantiene su fe tradicional y entonces es católico porque los españoles han conquistado América. Claro es una situación de hecho, si me preguntan a mí como me he preguntado ¿y por qué Usted es católico? Ahí bueno, digo yo soy católico por el ejército de Felipe Segundo, porque en el siglo XVI los países bajos pasaban a la Reforma y entonces como eso pertenecía al Rey de España y tenía el mejor ejército del mundo en aquel tiempo encargó a un general italiano de reconquistar los países bajos, éste logró reconquistar toda la parte sur y en la parte norte de Holanda no lo logró. Y por eso los holandeses son protestantes y los belgas son católicos por la gracia del Rey de España y de su ejército el mejor de Europa en aquel tiempo (risas). Bueno, pero no me quedé con eso. Ahora muchos se quedan con eso. Y entonces ya son tradicionales. Y no me quedé con eso. Bien.

Claro que siempre hay excepciones. Porque siempre hubo algunas abuelitas más conscientes que leían la biblia, que sabían, que enseñaron a sus nietos, pero muchos no. Muchos no. Y entonces infantilización a los laicos y hay que estudiar bien como salirse de esto y que los católicos sean personalidades fuertes y firmes. Y que sabe proponer, y que saben discutir, que saben, y que con los otros no se quedan callados porque no saben que decir, piensan yo no sé que decir en eso pero el párroco sabe.

Infantilización de las mujeres antes era generalizado, porque también las mujeres eran educadas en aquellos tiempos para hacer niños chicos toda la vida. Pero ahora la cosa ha cambiado desde la revolución feminista de los años 70. Ya hace 40 años empezó la gran revolución de los tiempos modernos que fue la revolución de las mujeres que empezaron a imponer también su personalidad al descubrir e imponer su personalidad. Coincidió que fue el momento en que el Papa VI publicó la encíclica Humanitis condenando los métodos artificiales de contracepción, contra la opinión de sus consejeros, contra la opinión de los obispos pero… impuso (golpeando la mesa), y en ese momento millones y millones de mujeres dejaron la Iglesia católica. La Iglesia no nos entiende, no entiende ¿y qué saben ellos? ¿Y si tuvieran hijos? ¿Cómo harían? ¿Cómo haría su mujer? ¿Practicaría los mismos…? ¿Y cuáles son sus argumentos? ¿Qué argumentos bíblicos hay para prohibir? No hay ningún argumento, nada más un prejuicio, una opinión tradicional inspirada por la filosofía de Aristóteles en la edad media, que la naturaleza no se puede tocar. Pero entonces toda la medicina… incluso ¿no se hace trasplantes de corazón?… y se saca de una persona para otra, pero… ¿cómo es eso? Justamente el ser humano tiene la razón para corregir los defectos, las desinteligencias de la naturaleza y para hallar una respuesta.

Bueno ahí empezó la revolución de las mujeres, en que innumerables dejaron la Iglesia. Me contaron un día una monja y no voy a decir que congregación (risas). En aquel tiempo me encuentro: “Pero padre fíjese que estoy en una situación tan difícil ayer encontré una señora que me abraza y me dice: “hermana como Dios es bueno nunca sabré agradecer lo suficientemente, fíjese que yo tengo 8 hijos porque cada año tenía que tener un hijo y ahora Dios ha enviado un método para que ya no se necesita tener un hijo cada año, ¡cómo Dios es bueno! Pues 8 hijos es bastante, y continuar en esa forma…. Entonces Dios es tan bueno que nos dio eso esa manera de actuar. Ahí la monja me dice: “que voy a decir yo” (risas). Esa mujer estaba tan feliz pensando que eso era un don Dios, bueno y era efectivamente un don de Dios. Pues imagínense que todas las mujeres tuvieran que tener 8 hijos, 12 o 15 ¿cómo sería la humanidad? ¿Cómo estaríamos? No habría un metro cuadrado para cada persona.

Bueno, para decir que empezó una revolución contra el autoritarismo y las mujeres progresivamente han dejado de ser niñas perpetuas. Se hicieron adultas, personas adultas y hoy día es muy generalizado ya son pocas las mujeres que todavía son niñas, se han desarrollado y han entrado masivamente las mujeres en la universidad y las hay más que los varones en diversas facultades. Ahora eso, antes la Iglesia contaba con la sumisión total de las mujeres y ahora ya no. Y ahora ya no. Ya no hay más. Y entonces el sistema autoritario ya no funciona ni siquiera con las mujeres (risas). Que antes era la gran solución, la gran solución, porque siempre estaban dispuestas para todo. Aceptando todo. Sometiéndose a todo. Y ahora ya no. Segundo Desafío el clericalismo.

Tercer desafío ¿hay tiempo todavía? ¿Sí? Sí.

Tercer desafío es que la religión que los conquistadores enseñaron era un cristianismo parcial. Parcial. Un día un campesino me dijo eso, que él creía que el párroco no leía toda la biblia, que hay muchas cosas que no decía y era la realidad. Era la realidad. Han enseñado algunas cosas y han dejado de lado muchas otras cosas. Entonces esa famosa frase del Magnificat “que exaltó a los pequeños a los sin poder y destruyó a los poderosos” y eso no se dijo. No se dijo. Entonces, e incluso todavía hay recién un caso famoso. Cuando el Papa Juan Pablo II estuvo en la Argentina en tiempos de la guerra de Las Malvinas, en que el general Pinochet puso a Chile al lado de Inglaterra, rompiendo la solidaridad latinoamericana. Bueno, entonces el Papa tenía el compromiso de visita a Inglaterra pero ahora en plena guerra ¿cómo va ir a Inglaterra?, sin ir también a la Argentina. Y entonces combinó un viaje también a la Argentina para compensar y no dar la impresión que tomaba partido por los ingleses. Bueno, entonces hubo una gran asamblea reunión en el gran Santuario Nacional de Lujan, y ahí estaban todos los generales, toda la Junta, muy católicos los generales entre ellos el general Videla era super católico. Fue un domingo después de la misa – cuentan así, yo he escuchado así – que salió de la misa y parecía inspirado (risas). Había recibido el Espíritu Santo y dijo: “ahora si sé lo que tengo que hacer”. Y dos días después fue el golpe militar. Había sido inspirado por el Espíritu Santo para dar el golpe. Muy bien, todos esos estaban allí asistiendo a la celebración presidida por el Papa. Y el Papa que era muy devoto de María ahí recitó el Magnificat, pero por “casualidad se olvidó del versículo” que era justamente el del pueblo y de los poderosos y de su trono de su pueblo y no exaltó a los pequeños, se olvidó, y dijeron que era un olvido, que era un olvido y no era intencional. Y era difícil pensar que no era intencional. Pero que naturalmente que Jesús viene a deponer a los poderosos de su trono en presencia de la junta militar y… era un desafío, consideró que era más prudente no decirlo, deja algunos aspectos callado. Eso hicieron durante toda la colonia. Toda la evangelización. Y continuó en muchos lugares después de la independencia ¿qué es lo que se queda callado? Aah, es todo el aspecto social y político del evangelio. Nada. Entonces el evangelio se transforma en un método de espiritualidad personal pero no tiene significado social. De eso no se hablaba. No se hablaba de eso. Al principio, los primeros antes de Felipe II, Bartolomé de las Casas, los franciscanos de México y así, hasta 1555 había misioneros que todavía podían anunciar el evangelio completo pero después vino el rey nuevo Felipe II que obligó a todos los misioneros a quedarse en el convento y a dejar de frecuentar, caminar y peregrinar por los campos y entonces terminó la evangelización. Lo que si se dijo fue toda la parte cultural. La parte cultural y los sacramentos. Pero todo lo que es el cambio de la sociedad humana, advenimiento del reino de Dios, que es la creación de una sociedad nueva silencio total y absoluto. ¡Y hasta hoy! Hasta hoy sobre todo en la burguesía el evangelio que anuncian deja eso en silencio. De eso no se habla. Usted dirá en una parroquia burguesa van a hablar de la revolución ¡aah no! De lo que dijo María en el Magnificat ¡Aah no! Eso no se dice. O se dice de una manera tan extraordinaria y superficial de tal manera que nadie entiende. Es decir, se ha dejado de lado la mitad por lo menos del evangelio. Entonces lee el evangelio pero sin dar atención. Dando siempre una interpretación personal, personalista. Salva tu alma y Usted ve en el evangelio Jesús jamás dijo salva tu alma. Jamás. Pero anunció la llegada del reino de Dios y el reino de Dios era justamente lo contrario al reino del César. Cuando predicaba el reino de Dios a los campesinos de Galilea ¿qué entendían ellos? Entendían que va acabarse el reino del César. El reino de los romanos que estaba oprimiendo obligándolos a pagar impuestos imposibles y así. Todos vivían esa dominación romana. Y ahí Jesús llega y ¡¡ahora viene el reino de Dios ya no será más el reino del César!! ¡¡Ahí vibraban!! ¿Cómo será eso? Bueno, eso en el evangelio explicó. Pero despertó eso. Aquí en América no se dijo a los indígenas ahora el reino de los bienes y el reino de España termina (risas). Eso nunca se anunció! Nunca se proclamó.

En Brasil en donde hubo millones de esclavos negros en 400 años 4 sacerdotes protestaron contra la esclavitud… en 400 años. Porque si contestaban eran castigados inmediatamente y era mas prudente no decir nada. Y no prometer la libertad y anunciar la libertad a los esclavos. No. ¡Eso no! El bautismo eso sí. Pero anunciar su liberación. Transformarse en personas libres de eso no se hablaba, no se decía. Y aun hoy, hoy en día todavía en muchos lugares no se dice, no se insiste mucho en esos aspectos.

En Chile toda la historia del partido conservador en aquellos tiempos era justamente era el partido ultra católico que dejaba de lado sistemáticamente la mitad del evangelio. Sistemáticamente. Y cuando apareció la falange con el apoyo de don Manuel Larraín ahí casi fueron condenados, porque entraban en la parte del evangelio que no se podía decir. Y empezando a decir ahí suscitó toda la indignación de todo el partido conservador, es decir, de toda la clase alta de todos los latifundistas. Porque no sabían o no querían saber o no querían informarse y se quedaban con esa mitad del cristianismo que se había transmitido. Y todavía falta mucho, todavía falta mucho porque hay todavía muchísimos católicos que sencillamente ignoran el evangelio social, lo ignoran. No lo saben. Por lo menos no tratan de informarse y no buscan informaciones, pero se contentan y están así. Y creen que el primer dogma del cristianismo es la defensa de la propiedad privada (risas), eso es lo sagrado, eso es lo sagrado de defender la propiedad. Cuando Jesús condena toda propiedad y quiere que se haga la justa repartición de los bienes con los ricos ayuden y hagan repartición con los más pobres, exactamente lo contrario. Pero, creen lo que decía un día el Capitán General en este país (*Augusto Pinochet) que dijo:”como dijo Jesús cada uno por sí y Dios por todos” (risas) ¡Cómo había leído el evangelio! (risas). Donde había encontrado, con toda seguridad, con toda tranquilidad. Y como era Capitán General nadie se opuso (risas). Nadie protestó contra él. Pero en esa época había aprendido así, toda la parte social sencillamente ignorada. Eso es un desafío anunciar el evangelio completo. Dejar de practicar silencios. Porque eso va a desagradar a ese partido que tan católico, tan católico pero no les gusta mucho ese aspecto de las cosas, quedarse callado, dejar esas cosas de lado, todavía existe, eso no solamente como tentación sino como hecho.

¡¡Anunciar el evangelio completo!! Porque el cristianismo va a recuperar su prestigio nacional e internacional si realmente presenta el evangelio completo.

Y no solamente un aspecto que agrada particularmente a los dominadores. Y entonces los pobres, los campesinos se quedaron siglos sin escuchar el llamado a la libertad que hay en el nuevo testamento. En la vocación de todos los seres humanos a conquistar su libertad, nunca se habló, no lo saben, no lo entienden. Entonces, ¡menos mal que aparecieron los primeros socialistas y primeros comunistas que empezaron a abrir los ojos. Un filósofo católico francés dijo que: Carl Marx fue el primer filósofo cristiano porque justamente, claro no creía en Dios porque ese es Dios de la burguesía, realmente era pura manipulación intelectual, pero fue el primero que mostró que la sociedad está construido en la dominación y que hay que luchar contra esa dominación y que hay que luchar por la liberación de los oprimidos, que es básico en el cristianismo ¿y cómo es que él descubre eso? ¿Y… los obispos no? (risas) ¿Y los sacerdotes no? (risas) ¿Cómo es posible? Bueno, es lo que sucede frecuentemente.

Un día Gandhi, el gran profeta de la India que había conocido el cristianismo en África del Sur, y ya había estudiado y conocido profundamente el evangelio, se preguntaba ¿pero cómo se explica que los cristianos son los únicos que no conocen el evangelio? ¿Cómo se explica? Se dicen cristianos pero no conocen el evangelio. Claro conocen el evangelio, piensan todos el párroco sabe, yo no necesito aprender, no necesito conocer. Era hinduista pero un hinduista muy abierto, profundamente sabio y supo reconocer lo que era esencial del cristianismo y lo encarnó en la lucha por la liberación de la India en aquel tiempo.

Pregunta Público: Quisiera plantearle quizás una situación de carácter personal que tengo desde hace mucho tiempo en cuanto a que me parece que es envolvente el silencio a que ha sido reducido desde antes de su muerte a Teilhard de Chardin. Esto me parece algo así como una raíz en cuanto a la dimensión política, social y religiosa aparece hoy en día más que nunca como divergente o como imposible de integrarlas, en circunstancias en que ya Chardin por todos sus libros era admitido, particularmente, en el ámbito científico como también por la Iglesia misma a través de toda su santidad y lo que me inquieta también es o dentro de ese contexto, es cómo conciliar la existencia del Espíritu Santo en situaciones de esta clase, porque fue en 1955 la muerte, sí hubiera ocurrido de manera diferente, de manera distinta, quizás estas 3 corrientes no estarían en la situación que se han planteado. Dichas así en manera general.

P. Comblin: Entonces el Espíritu Santo estaba con el P. Teilhard de Chardin y no estaba con el Papa (risas). Porque, no se puede pensar que todo lo que dice y hace es inspirado por Espíritu Santo? También se equivoca profundamente hay situaciones en que la inspiración viene del Espíritu y en que muchas otras no tiene. Porque no fue el caso solamente de Teilhard de Chardin sino de cientos y cientos de teólogos que en el siglo XX han sido acallados. El caso de Teilhard de Chardin era muy especial porque era gran científico. Cuando yo era seminarista no se podían leer esas obras que se transmitían copiados o hueco grabados pues no se podían imprimir, pero en el seminario donde yo he estudiado había lo que llamaban el infierno, y el infierno era la biblioteca de los libros prohibidos (risas) y solamente algunos seminaristas… Un día un profesor me dijo: vaya al infierno (risas) y ahí encontrará las obras. Y así conocí las obras de Teilhard de Chardin que eran oficialmente prohibidas. Pero clandestinamente estaban circulando y después de cierto tiempo después de su muerte se publicaron sus obras. Ciertamente hay muchas. Porque que tuvieron la inteligencia de presentar una colección de las obras enteras de Teilhard de Chardin bajo el patrocinio de la reina de Italia… aah… sí la reina da su patrocinio ahí sí. Hay que ser muy prudente. Es muy importante, tener, saber y practicar esa diplomacia y saber que el poder de los reyes todavía es grande junto a la corte romana. Porque de cualquier manera son colegas, son jefes de Estado, y entre colegas las relaciones son un poco particulares y específicas, y entonces el padre Teilhard de Chardin no ha visto la publicación de sus obras, pero han inspirado a muchos después y antes, pero no se podía citar su nombre pero ya había inspirado a mucha gente. Los que tenían acceso al infierno (risas), entonces estos podían aprender.

Pregunta público: Me eduqué en un colegio católico. Después como hombre trabajador y a muy temprana edad cambio de colegio católico por una opción política y me relaciona en este momento con su exposición como parte de la vida de militante y en defensa del sector de los trabajadores - y estoy hablando por mi opción política - y a través de ello y del tiempo que defiendo a todos los trabajadores de este país, - quiero explicar que la religión no la practico – pero, si una opción de creyente de formación católica. Después entré a una opción política en la Juventud Comunista de este país y sigo siendo comunista a esta altura de la vida, y en defensa de los trabajadores nosotros luchamos por una liberación política. Lo que Usted expone y entiendo es una liberación dentro de la Iglesia. Entonces mi pregunta es: estas dos conjunciones pueden trabajarse o elaborarse en mejor forma en este país? Es decir, la liberación política y liberación cristiana pueden estas dos conjunciones ser en mejor forma. Esa es mi pregunta.

P. Comblin: Claro. No se puede ser cristiano sin luchar por una revolución. No se puede. Pero la inmensa mayoría piensa lo contrario ¿y por qué piensa lo contrario? Porque toda esa tradición colonial continúa, continúa así, pero eso es parte. Me acuerdo cuando Hugo Chávez estuvo en el Foro Social Mundial, en Porto Alegre, (*Brasil) años pasados, fue la gran curiosidad la presencia de Hugo Chávez ahí apaga a todos los demás, y empezó su charla diciendo: “yo no tengo doctrina propia particular, yo estoy siguiendo la línea de todos los grandes revolucionarios, el primer revolucionario fue Jesucristo, y ahí durante 10 minutos habló de Jesucristo primer revolucionario. Después pasó a Bolívar y en fin los héroes de la independencia de América. Claro que en el Estadio donde estaba hablando la mayoría no creía ni en Dios ni en el cristianismo se quedaron así como… Ese presidente revolucionario ahí viene a decir eso…, se sorprendieron. Pero tenía toda la razón, tenía toda la razón, porque la inspiración, la convicción de que se puede cambiar este mundo, que se puede cambiar. No es así como dicen los liberales actualmente que es la única solución posible, que la situación actual del sistema capitalista globalizado es lo único posible. Bueno justamente en el cristianismo se afirma que lo hay, que siempre un cambio es posible, siempre hay que luchar por una transformación, en una sociedad más justa, y más pacífica, y más fraterna. No podemos aceptar la idea de que nada puede cambiar, de que la situación actual es definitiva e irreversible, no se puede, no se puede.

Entonces, no sé si Hugo Chávez es muy conocido en Chile. A mejor los medios de comunicación no lo defienden mucho. Pero es un hombre que pueden encontrar muchos defectos, pero es la primera vez desde Bolívar que en Venezuela se hace algo por los pobres. Eso sí, es la primera vez en materia de educación, en materia de salud, en materias de habitación, de la distribución de la tierra, es la primera vez en la historia que sucede esto en la historia. Todos los gobiernos llamados democráticos que hubo antes nunca hicieron nada. Nunca hicieron nada. No cambiaron las estructuras y este es el primero. Por esto merece más que la indiferencia de la oposición que hay – claro - en todas las burguesías de América Latina, fuera de Bolivia y el Ecuador lo rechazan y es una consecuencia de la política de los EEUU que no se atreven a mandar un ejército porque tiene miedo que se paraliza el petróleo pues necesitan el petróleo venezolano, y aguantan pero con una rabia tremenda y tratan de destruir su prestigio y destruir su presencia en la sociedad latinoamericana. Pero aun así hasta el momento se mantiene y encuentro muy interesante. Aunque la mayoría del clero se opone, la mayoría del episcopado se opone a él, pero se opone ¿por qué? ¿Inspirados por quién? ¿Inspirado por el Espíritu Santo? O inspirado por el presidente de los EEUU (risas) que no es necesariamente la misma persona (risas).

Presentadora: Muchas gracias p. Comblin por habernos acompañado y a todos los asistentes (aplausos).

Charla - foro en Sede Colegio de Profesores
de Talca el 30 de Noviembre de 2007.
Como parte del ciclo de charlas y encuentros
del MTSICH. Santiago - Chile

*Presentadora: Sra. Melania Moya

* Por adulteraciones detectadas se recomienda a los difusores solicitar autorización al transcriptor y editor.

(*N.T.) Transcriptor y Editor: Enrique A. Orellana F.




LA PAZ ES OBRA DE LA JUSTICIA
Correo: opción_porlospobres_chile@yahoo.com

terça-feira, 24 de junho de 2008

As CEBs e a Religiosidade Popular




As CEBs e a religiosidade popular de mãos dadas promoveram um bonito trabalho resgatando a antiga tradição dos pães de Santo Antônio. O trabalho aconteceu em mutirão na Paróquia Nossa Senhora de Guadalupe, Jacareí – SP, algumas pessoas doaram os ingredientes, outras o trabalho, outras ainda a casa e o gás para preparar os maravilhosos pãezinhos. E no dia seguinte o trabalho continuou... o povo levou as cestas, tem gente que levou os pães até a Igreja e na Celebração da Eucaristia foram abençoados e partilhados. Que bom!!!! Deu e sobrou bastante e a partilha continuou nas casas e na Igreja. Que bonito!!! Muitos pães foram levados a pessoas que não estavam na celebração e muito felizes receberam o pequeno pão. Algumas lembraram a antiga tradição de colocar um pedacinho do pão abençoado no dia de Santo Antônio na lata de arroz para nunca faltar. O mais bonito de tudo isso é o trabalho e a doação. A religiosidade popular nos ensinando a partilhar.


Éder Aono Massakasu

terça-feira, 10 de junho de 2008

A fome ameça a vida na Etiópia

A fome ameça a vida na Etiópia


Os simples, os pobres, novamente sob ameça de dor e morte, por FOME!!!
Uma FOME que não foi resolvida,
Uma dor que não foi aplacada
Toda população humilde desse país na miséria, é :
"Uma mancha, uma nódoa que paira sobre a humanidade inteira!!!"
Não ajudar, não ensinar......


As agências humanitárias pedem desesperadamente doações para o país, informando que os fundos de emergência não são mais suficientes para amenizar a situação.

O país recebe mais doações de alimentos do que qualquer outro país no mundo, a maioria vinda dos Estados Unidos, que enviou, só no ano passado, R$ 300 milhões em comida para o país.

Apesar da ajuda internacional, o número de famintos tem crescido massivamente no país. Em parte, segundo o oficial da ONU (Organização das Nações Unidas) John Holmes, devido ao clima, à seca crônica e à grande população de 78 milhões de pessoas.

"O programa contra fome alimenta 8 milhões de pessoas, mas precisamos aumentar essa número devido à seca", disse. A ONU estima que este ano seja o pior desde 2003 na Etiópia, quando 13,2 milhões de pessoas foram afetadas pela seca.

Em 2008, o órgão estima que 4,5 milhões de pessoas necessitem de ajuda urgente. Em 1984, a fome matou 1 milhão de pessoas no país.